Lentejas caseras con chorizo, morcilla y hueso de jamón.

¡Como dios manda!


Y entre tantas recetas no podía falta un buen guiso de lentejas caseras con chorizo, morcilla y hueso de jamón, como se dice en mi tierra, con todos sus "avíos". Además le añadimos un toque personal con medio vaso de vino tinto. Una comida caliente siempre entra muy bien, y más con el frío de esta época del año.

Ingredientes (4 personas):

  • 500 gr de lentejas pardinas.
  • 2 dientes de ajo.
  • 2 cebollas.
  • 1 pimiento verde.
  • 2 tomates maduros grandes.
  • 1 zanahoria.
  • 1 hoja de laurel.
  • 1 patata pequeña-mediana.
  • 1 chorizo para guisos.
  • 1/2 morcilla para guisos.
  • 1/2 vaso de vino tinto.
  • 1/4 de hueso de jamón.
  • 1 cucharada de postre de pimentón dulce.
  • Pimienta negra molida.
  • Sal.
  • Aceite.
  • Agua.
Preparación:

Antes de comenzar a cocinar: Deberemos de poner en remojo las lentejas la noche de antes, unos 12 horas antes de comenzar a cocinar, pero lo bueno que tienen este tipo de lentejas, es que si no hemos planeado el guiso, lo podremos hacer sobre la marcha, lo único que necesitarán es más tiempo de cocción.

Otro apunte es que si no tenemos pensado pasar por el chino o la batidora el sofrito de las lentejas, os aconsejo picar muy bien todos los ingredientes, en caso de que vayamos a utilizar el chino o la batidora, no importa mucho el tamaño. En nuestro caso lo vamos a pasar por el vaso, por lo que trocearemos los ingredientes.

1.- Ponemos en remojo las lentejas, o bien la noche anterior o en el momento de empezar a cocinar.

2.- Pelamos y picamos los dientes de ajo y las cebollas.

3.- Ponemos a calentar aceite en la cacerola, a fuego medio, con la hoja de laurel.

4.- Echamos los ajos, y los sofreímos durante 1 minuto, luego añadimos las dos cebollas ya picadas, y sofreímos.

5.- Picamos el pimiento verde y lo añadimos a la cacerola.

6.- Pelamos la zanahoria y la partimos por la mitad, picamos una de las mitades y la añadimos al sofrito que estamos haciendo, de esta manera, nuestra base para las lentejas es más completo, y luego cuando sirvamos las lentejas no tendremos muchas zanahorias.

7.- Sofreímos durante 10 minutos, y le vamos dando vueltas para que no se nos pegue.

8.- Mientras se sofríe lo que tenemos en la cacerola, cogemos los dos tomates maduros, y lo pelamos quitándole toda la piel, lo troceamos o picamos, y lo añadimos a la cacerola.

*Consejo: Si aún no tienes mucha desenvoltura en la cocina, es aconsejable que peles los tomates en el primer paso.



9.- Sofreímos con el tomate durante otros 10 minutos.

10.- Una vez pasados los 10 minutos lo pasamos el el vaso triturador. Cuidado aquí, tenemos que apartar la hoja de laurel, para no triturarla también.


11.- En la cacerola que se nos ha quedado solo con la hoja de laurel, vamos a echar medio vaso de vino tinto, y mientras se va evaporando el alcohol del vino, vamos troceando el chorizo y la morcilla y se lo añadimos a la cacerola. Lo dejamos que se hagan unos 2-3 minutos.


12.- Pasado el tiempo indicado, incorporamos el sofrito ya pasado por el vaso triturador.

13.- Añadimos el 1/4 de hueso de jamón.

14.- A continuación, pelamos la patata y la tronchamos, no la picamos. Esto es hacer un corte con el cuchillo y sin terminar de se troncha la patata, esto soltará más almidón y espesará el caldo de las lentejas.

15.- Cortamos en rodajas finas la media zanahoria que nos queda y la añadimos.

16.- Añadimos la cucharada de pimentón dulce.

17.- Añadimos la pimienta negra molida y la sal.

18.- Escurrimos las lentejas, las añadimos y removemos muy bien.

19.- Añadimos agua hasta cubrir las lentejas completamente.

20.a.- Si dejamos las lentejas la noche anterior, coceremos las lentejas durante 20 minutos removiendo para que nos se nos peguen.


20.b.- Si las pusimos en remojo a la hora de empezar a cocinar, coceremos durante 20 minutos a fuego alto, y luego otros 20 minutos a fuego medio.



21.- Pasados los 20 minutos o un poco antes, probamos las lentejas y rectificamos de sal.

Necesitaremos una buena pieza de pan para nuestras lentejas caseras con chorizo, morcilla y hueso de jamón.