Papas a la riojana con chorizo al vino tinto

¡Repetirás!

Esta es una receta muy típica, no solo de La Rioja, si no que ya se ha convertido en un plato típico de la gastronomía española. En esta receta añadimos un ingrediente nuevo que es el vino tinto, que junto a un buen chorizo, hace de este plato uno de los más sabrosos.

Ingredientes:

  • 3 patatas grandes o 4 medianas.
  • 2 tomates maduros.
  • 1 cebolla.
  • 2 dientes de ajo.
  • 2 pimientos pequeños.
  • 3 chorizos para guiso.
  • 1 cucharada de pimentón dulce.
  • 2 hojas de laurel.
  • 1 vaso de vino tinto.
  • Aceite.
  • Sal.
Preparación:

En esta receta no vamos a pasar nada por el vaso triturador ni por el chino, por lo que tendremos que picar todo muy bien.

1.- Pelamos y picamos los dientes de ajo y la cebolla.

2.- Ponemos a calentar a fuego medio 4 cucharadas de aceite en una cacerola y las dos hojas de laurel.

3.- Cuando el aceite este caliente, echamos los dientes de ajo y la cebolla ya picada.

4.- Echamos sal dejamos pochar 5 minutos.

5.- Mientras lavamos y picamos los pimientos.

6.- Una vez pochada la cebolla, añadimos el pimiento, pochamos todo durante 5 minutos.



7.- Pasado los últimos 5 minutos, incorporamos el vaso de vino tinto a la cacerola, y dejamos evaporar el alcohol.

8.- Mientras se evapora el alcohol, vamos a cortar los chorizos en rodajas de medio centímetro aproximadamente.

9.- Incorporamos el chorizo cortado a la cacerola, cocemos durante 5 minutos.



10.- Pelamos y partimos en 4 trozos los tomates, y ahora podemos triturar o rayar los dos tomates.

*Sugerencia: Particularmente, esta receta queda mucho mejor cuando rayamos el tomate, aunque tenga más trabajo, la diferencia merece la pena.

11.- Pelamos las patatas y las lavamos, luego la vamos tronchando y la vamos echando a la cacerola.

12.- Una vez peladas y tronchadas las patatas en la cacerola, cubrimos con agua y ponemos el fuego alto.

13.- Echamos la cucharada de pimentón dulce.



14.- Dejamos cocer durante 25 minutos a fuego alto, removiendo para que no se nos pegue las papas en la cacerola.



¡Y con esto tenemos unas papas guisadas de primera!